La moto ha sido desde siempre sinónimo de libertad. Conducir por una carretera llena de curvas disfrutando del paisaje, sintiendo el viento y las inclinaciones suaves es un auténtico placer. Y para eso no es necesario ir rápido.

Las motos son el vehículo perfecto para huir de la monotonía. A los que nos gusta el mundo de las dos ruedas sabemos las sensaciones que son capaces de transmitirnos y disfrutamos ya sea por carretera, campo o incluso en ciudad, porque quitarte trancones y estacionar en la puerta también tiene mucho de disfrute.

¡¡¡Ahora estamos en casa y así debemos seguir (no será para siempre), pero es por eso por lo que estamos deseando que se comience a levantar la cuarentena (cosa que se hará gradualmente) para volver a sentir lo que es rodar en moto por carretera abierta o por caminos perdidos…hasta en la ciudad la vas a disfrutar mucho más!!!

Porqué comprarme una moto ahora

Se avecinan tiempos difíciles, el mundo va a sufrir cambios y habrá nuevas configuraciones y formas de hacer las cosas en prácticamente todos los ámbitos. Algunos cambios serán malos y otros serán buenos, pero sin duda cuando todo esto pase el mundo será diferente.

Los eventos, el ocio, LA MOVILIDAD y el turismo tal y como lo conocemos, así como muchos deportes, van a tardar mucho en volver a la normalidad, ya que los controles sobre nuestros hábitos prevalecerán hasta que no tengamos una vacuna que erradique el virus o medicinas capaces de combatirlo con eficacia.

Esto nos hace suponer que, durante los próximos meses, solo se permitirá ocio, deporte y, en definitiva, cualquier actividad de disfrute personal, en acciones que se hagan individualmente…además de lo razonable para nuestra seguridad de querer movilizarnos individualmente.

De este modo, creemos que los que tengamos moto, independientemente del tipo de moto que sea, seremos de los primeros en poder disfrutar de la libertad y de nuestra afición al 100% en cuanto se permita la movilidad, que seguramente se irá aprobando de manera gradual.

Y es que en una ruta con nuestra moto de carretera o practicando nuestro deporte cumplimos con las normas de distanciamiento social disfrutando al 100% sin necesidad de hacer nada diferente a lo que hemos hecho siempre.

Estas son algunas de las acciones y costumbres moteras que ya realizamos y que son acordes al futuro inmediato que nos espera:

Es decir, todo lo que normalmente ya hace un usuario de motocicleta está dentro de las normas y de la lógica para tomar precauciones frente al COVID19. Lo único que deberíamos hacer es adoptar nuevas costumbres como acordarnos de limpiar y desinfectar el casco y los guantes al llegar a casa.

Lo que no podremos hacer es la parte social de la moto. No podremos parar en un lugar a tomar algo o a comer después de una ruta, pero sí podremos disfrutar de la libertad, de todas las sensaciones de pilotaje y de esa sensación de plenitud cuando ruedas en moto.

Aquellos que no han tenido moto nunca cuando la estrenen se darán cuenta que es mejor de lo que todo el mundo decía. Además, la moto es algo que podemos practicar hasta los 70 años o más por lo que jamás es tarde para empezar.

Más ventajas de las motos

Además de todo lo anterior, de la versatilidad, libertad, las sensaciones, la comodidad y el manejo del tiempo en la ciudad... las motos tienen otras ventajas. Son más económicas que otro vehículo en cuanto a: compra, mantenimiento, consumo, estacionamiento ... Todo..

Viajar solos, con independencia, autonomía y es necesario decirlo: Sin ningún contacto con cualquier posible portador.

Quién puede decir que prefiere Transmilenio

Hay para todos los gustos y estilos. La comodidad de los Cruiser o Choper (TBX), el encanto vintage de lo retro (Classic), las prestaciones de las doble propósito (Himalayan), la sensación de poder incomparable en las 650cc (Interceptor) el Lifestyle de las Café Racer (Continental GT) … Pero todas tienen el denominador común de las sensaciones de conducción y de libertad.

Es un mundo que todos deberían probar, y ahora aún más si cabe. Eso sí, si siempre tenemos que ir con mucha precaución en nuestras motos ahora más, tanto por nosotros como por los demás.

Tomé las palabras de Rodolfo Martínez para apoyarme en ellas y compartirles mi sentir.