Los clásicos nunca mueren. Diviértete como en los años 60’s con este modelo reinventado.

Cotizar INTERCEPTOR 650
 

Solicitar Test Drive

La Historia

Marca el regreso de una de las motocicletas clásicas de Royal Enfield más aclamadas de todos los tiempos. Se remonta a una época en la que todo lo que importaba era que el sol de California brillara y las olas estuvieran aptas para surfear. La nueva Interceptor mantiene todo ese encanto que la convirtió en leyenda. Aquí está la historia.

Ver video

Fácil de tener, fácil de rodar

La estética clásica de unos rines de 18″ en aleación de aluminio hace juego con unas llantas Pirelli Phantom SportComp, cuyo labrado y compuesto fueron exclusivamente desarrollados para Royal Enfield, con el fin de complementar el chasis y la suspensión en cualquier condición de manejo. La combinación de un freno de disco flotante de doble pistón adelante, desarrollados por Brembo, junto con un sistema de frenos ABS de doble canal controlado por Bosch, aseguran una frenada progresiva extremadamente segura.

En el corazón de todo

Un motor bicilíndrico paralelo refrigerado por aire fue el elegido por su diseño simple. Este motor de 648 cc fue construido para el motociclismo del mundo real, con suficiente potencia para sacarte una sonrisa en las autopistas y grandes carreteras, y con la suficiente maniobrabilidad para esquivar el tráfico urbano con facilidad. Un cuerpo de aceleración doble, conectado a un sistema de Inyección Electrónica de Bosch de alta precisión, resulta en una gran respuesta del acelerador en todo el régimen de revoluciones.

Tan divertida como un fin de semana

Gracias al diseño de su manubrio, la Interceptor ofrece una posición de manejo muy cómoda y relajada.

La esencia está en los detalles

Todos los elementos de la Interceptor 650 estan diseñados para brindar al piloto un atractivo atemporal distintivo del diseño de los años 60. El tanque estrecho en forma de lágrima está adornado con una insignia clásica y una tapa de combustible estilo Monza

La Historia

Marca el regreso de una de las motocicletas clásicas de Royal Enfield más aclamadas de todos los tiempos. Se remonta a una época en la que todo lo que importaba era que el sol de California brillara y las olas estuvieran aptas para surfear. La nueva Interceptor mantiene todo ese encanto que la convirtió en leyenda. Aquí está la historia.
Ver video

Fácil de tener, fácil de rodar

La estética clásica de unos rines de 18″ en aleación de aluminio hace juego con unas llantas CEAT, cuyo labrado y compuesto fueron exclusivamente desarrollados para Royal Enfield, con el fin de complementar el chasis y la suspensión en cualquier condición de manejo. La combinación de un freno de disco flotante de doble pistón adelante, desarrollados por Brembo, junto con un sistema de frenos ABS de doble canal controlado por Bosch, aseguran una frenada progresiva extremadamente segura.

El corazón de todo

Un motor bicilíndrico paralelo refrigerado por aire fue el elegido por su diseño simple. Este motor de 648 cc fue construido para el motociclismo del mundo real, con suficiente potencia para sacarte una sonrisa en las autopistas y grandes carreteras, y con la suficiente maniobrabilidad para esquivar el tráfico urbano con facilidad. Un cuerpo de aceleración doble, conectado a un sistema de Inyección Electrónica de Bosch de alta precisión, resulta en una gran respuesta del acelerador en todo el régimen de revoluciones.

Tan divertida como un fin de semana

Gracias al diseño de su manubrio, la Interceptor ofrece una posición de manejo muy cómoda y relajada.

Colores

Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente
Anterior
Siguiente

Especificaciones

Galería